La Calvicie Imperfecta

Llevo siendo calvo varios años. Los que me conozcan seguramente dirán que es mentira, que todavía tengo algo de pelo que peinar cada mañana. Y tampoco se equivocan: todavía no aparece el cartón por detrás, o eso creo, y sigo teniendo algo de pelo entre esas dos autopistas que tengo como entradas. El hecho de que el flequillo empiece en la coronilla es puramente anecdótico.

Antes de continuar escribiendo quiero dejar algo claro: nunca me peinaré como Iñaki Anasagasti.

Seguir leyendo »

La almorrana imperfecta

No me voy a andar con rodeos, voy a ser claro y conciso: me ha salido una almorrana.

Y no es una almorrana cualquiera, no, si asomara mi peludo y desnudo trasero desde lo más alto de Tarifa, convertiría el mar Mediterráneo en un lago. Ya es mala suerte. Para una vez que quiero que entre algo en mi cuerpo vía rectal ¡y no hay manera! ¡No para de salir! ¡Y de crecer! Si no empiezo a cuidarme un poco más voy a tener una almorrana tan larga como la cola de Son Goku. Igual hasta me transformo en un mono super gigante con la luna llena, quién sabe.

Seguir leyendo »

Sinceridad

Me encantaría quedarme a charlar contigo, pero eres una zorra.

La mirada imperfecta

Han pasado ya casi tres meses desde mi emancipación y durante este corto periodo de tiempo han surgido diferentes momentos dignos de mención. Una de las causas de esos momentos es mi compañero de piso, Santi, más conocido como La Maja Desnuda o El Capitán Basurilla. En otro post os explicaré de donde vienen esos motes pero ahora quiero centrarme en una historia un tanto peculiar. El relato que viene a continuación bien podría llamarse “Cómo conocí a SU madre”.

Sucedió durante mi primer día en el piso. Ese día yo estaba pletórico, por fin estaba en mi piso y quería disfrutarlo. Casualidades de la vida La Maja Desnuda no estaba en casa con lo cual estaba la mar de tranquilo. Estuve un rato ordenando mis libros, preparando mi PC, poniendo la ropa en el armario, en fin, habituándome a la habitación. Es curioso que lo primero que llevé al piso fueran mis libros, el ordenador y la 360º, por ese orden. Luego, en un repentino e inesperado ataque de lucidez mental,  me decidí  a llevar la ropa.

Seguir leyendo »

La lavadora imperfecta

Y cuando parecía que iba a llegar a los treinta gordo, calvo y viviendo en casa de mis padres va y me emancipo. Ahora parece ser que llegaré a los treinta gordo y calvo. Pero viviendo sólo. Bueno, sólo no, con la maja desnuda. Pero de eso ya os hablaré en otro post. Ahora me gustaría hablaros de lavadoras. Sí, sí, lavadoras. Para aquellos que todavía no estéis independizados os diré que una lavadora es un ser con vida propia que vive en casi todas las casas. Este ente se traga la ropa, la mastica y la devuelve limpia. Increíble pero cierto. Existe. Doy fe.

El tema de la ropa sigue siendo algo confuso para mí. En casa de mis padres habitaban unos duendecitos verdes que lavaban, secaban y planchaban la ropa. Yo lo único que hacía era dejar la ropa sucia amontonada detrás de la puerta de mi habitación. Por arte de magia esa ropa desaparecía y al cabo de dos o tres días la tenía perfectamente planchada encima de mi cama.

Seguir leyendo »

Así son las mujeres

Echando un vistazo a uno de los blogs que visito más asiduamente,El Sentido de la Vida,  me encontré con el siguiente corto en el cual un chavalín danés, Mathias,  intenta explicar cómo son las chicas.

La expresividad de Mathias es espectacular, todo un actorazo. El final es… bueno, verlo y me comentáis.

Un año escribiendo

Ya hace más de un año que empecé con esto de los blogs. La idea inicial era conseguir 1000$ jugando a póquer y quería haceros participes de mi reto. Mis primeros posts hablaban únicamente de póquer. Incluso escribí un par de posts analizando manos como si realmente fuera un buen jugador de póquer. Y estoy muy lejos de ser el jugador de póquer que quiero ser.

Ni mis amigos me leían. A pocos de ellos les gusta el póquer, con lo que es normal que no se sintieran atraídos por mis historias. Así que decidí escribir algo diferente. Siempre me ha atraído la idea de escribir pero siempre lo he visto como algo muy difícil. Me decidí a intentarlo y el resultado es la historia de El Gran Capini y Antonious y mis Vivencias.

Seguir leyendo »

Peter Griffin y la cerveza caliente

¡Puede que sepa a saliva caliente de tabaco mascado pero sigue siendo cerveza maldita sea!

La cita imperfecta

Todos los hombres soñamos con tener la cita perfecta, es decir, acabar en la cama conocer en profundidad a la dama en cuestión. Antes de empezar con el relato veamos que es lo que dice la RAE si buscamos “cita”:

  • f. Señalamiento, asignación de día, hora y lugar para verse y hablarse dos o más personas.
  • f. Reunión o encuentro entre dos o más personas, previamente acordado.
  • f. Nota de ley, doctrina, autoridad o cualquier otro texto que se alega para prueba de lo que se dice o refiere.

Ahora veamos lo que dice el cerebro masculino, en el cual sólo encontramos una acepción:

  • m. Preliminares del coito.

Seguir leyendo »

1984

Recientemente he terminado de leer 1984. Era un libro que tenía pendiente de hace tiempo y que por una cosa u otra no era capaz de encontrar tiempo para dedicarle. La lectura en si es bastante fácil y fluida y la trama no podía ser más interesante: toda una sociedad absolutamente controlada por El Partido.

Os iba a escribir una reseña de él pero me he encontrado con artículo en Meneáme bastante completo y me gustaría compartirlo con vosotros, aquí tenéis el enlace: ¡Feliz 1984!

WordPress Themes