El fin de un mito – Un día en la playa

Para los no iniciados con Antonious aquí tenéis la parte 1 y la parte 2

Se juntaron en el bar a las 14:00h para ir a la playa. La hora ideal para conseguir un bonito bronceado o pillar una insolación y quedarte en el sitio. Estaban los tres: Markus, Valentino y por supuesto Antonious.

Valentino era un joven taekwondista alto y fibrado. Muy avispado y curioso, siempre dispuesto a correr nuevas aventuras y escaparse del bar donde estaba recluido.

Markus era policía por vocación. Amigo de sus amigos, le gustaba reírse con ellos pero no de ellos. Aprovechaba cualquier ocasión para sacar a relucir su hilarante y refinado sentido del humor, siempre sin ofender y evitando la broma fácil. De una ética y moral envidiable, sin ninguna duda era el más cuerdo de los tres. Todavía se pregunta qué le llevó ese día a la playa.

Antonious conducía su flamante R11, a su derecha lo acompañaba Markus con sus Rayban de poli malo. Detrás estaba Valentino y junto a él todo lo necesario para no aburrirse en la playa: una pelota de playa Nívea, raquetas de madera y un balón de volley. Seguir leyendo »

WordPress Themes