Sinceridad

Me encantaría quedarme a charlar contigo, pero eres una zorra.

La mirada imperfecta

Han pasado ya casi tres meses desde mi emancipación y durante este corto periodo de tiempo han surgido diferentes momentos dignos de mención. Una de las causas de esos momentos es mi compañero de piso, Santi, más conocido como La Maja Desnuda o El Capitán Basurilla. En otro post os explicaré de donde vienen esos motes pero ahora quiero centrarme en una historia un tanto peculiar. El relato que viene a continuación bien podría llamarse “Cómo conocí a SU madre”.

Sucedió durante mi primer día en el piso. Ese día yo estaba pletórico, por fin estaba en mi piso y quería disfrutarlo. Casualidades de la vida La Maja Desnuda no estaba en casa con lo cual estaba la mar de tranquilo. Estuve un rato ordenando mis libros, preparando mi PC, poniendo la ropa en el armario, en fin, habituándome a la habitación. Es curioso que lo primero que llevé al piso fueran mis libros, el ordenador y la 360º, por ese orden. Luego, en un repentino e inesperado ataque de lucidez mental,  me decidí  a llevar la ropa.

Seguir leyendo »

WordPress Themes