La lavadora imperfecta

Y cuando parecía que iba a llegar a los treinta gordo, calvo y viviendo en casa de mis padres va y me emancipo. Ahora parece ser que llegaré a los treinta gordo y calvo. Pero viviendo sólo. Bueno, sólo no, con la maja desnuda. Pero de eso ya os hablaré en otro post. Ahora me gustaría hablaros de lavadoras. Sí, sí, lavadoras. Para aquellos que todavía no estéis independizados os diré que una lavadora es un ser con vida propia que vive en casi todas las casas. Este ente se traga la ropa, la mastica y la devuelve limpia. Increíble pero cierto. Existe. Doy fe.

El tema de la ropa sigue siendo algo confuso para mí. En casa de mis padres habitaban unos duendecitos verdes que lavaban, secaban y planchaban la ropa. Yo lo único que hacía era dejar la ropa sucia amontonada detrás de la puerta de mi habitación. Por arte de magia esa ropa desaparecía y al cabo de dos o tres días la tenía perfectamente planchada encima de mi cama.

Como bien se dice, el hombre es un animal de costumbres. Y yo no voy a ser la excepción que confirme la regla, no soy tan original. Así que durante mi primera semana en el piso iba acumulando ropa detrás de mi puerta con la intención de que los duendes verdes vinieran a por ella e iniciaran el proceso de lavado, secado y planchado.

La ropa seguía allí sin moverse. Acumulaba más y más ropa con la esperanza, cada vez más débil y lejana, de que aparecieran los putos duendes y limpiaran ese montón de prendas sucias que se acumulaban una tras otra en mi habitación.

Pero no aparecían. Y la ropa seguía allí. Y me tenía que vestir. Así que hice lo que una persona normal y cuerda haría: me fui de compras. Tres camisetas y un par de pantalones. Con esto puedo aguantar unos días mientras aparecen los duendes, pensé. Efectivamente, aguanté unos días pero el montón de pantalones, camisetas, calzoncillos y calcetines no menguaba, más bien al contrario. Ya casi ni podía entrar ya que la puerta estaba bloqueada por la ropa.

Maldiciendo a los putos duendes verdes me decidí a poner una lavadora. Ya sé que no es algo muy difícil ni que requiera un doctorado pero a mi, digamos que me cuesta. La primera vez que vi una lavadora intenté conectar mi usb de autoarranque con linux pero no encontré el usb de la lavadora. Y eso que parecía moderna. Ni usb, ni puerto serie, ni ethernet. Joder, yo sin un ratón y un teclado no soy nadie. Esto me lleva una reflexión, todo debería llevar un puerto usb. Las cosas serían mucho más bonitas y fáciles.

Pues nada, manos a la obra. A priori poner una lavadora no debería de ser muy complicado. Yo me sé la teoría a la perfección: introducir ropa, abrir cajón, introducir detergente y suavizante, elegir programa y temperatura, darle a “start”. Dicho así no parece nada complicado. Es más, parece fácil.

Pues yo debo de ser un cono. Introduzco la ropa y abro el cajoncito. Mierda, dos separadores. Empiezan mis dudas. ¿El suavizante dónde iba? ¿En el primer hueco? ¿En el tercero? ¿En el del medio? Gotas de sudor aparecen en mi frente. Es que no tiene sentido. ¿Si tengo que poner dos productos porque coño hay tres huecos diferenciados? Yo creo que lo hacen por joder, para despistar a los jóvenes emancipados como yo.

Pues nada, a llamar al compañero de piso. Me indica que en el primero va el detergente, en el segundo el suavizante y en el tercero otro poquito más de detergente. Lo que yo decía, que ponen tres huecos para despistar, sólo por joder. ¿Tanto cuesta poner dos sitios diferenciados, uno para cada cosa?

Vamos a por el programa y la temperatura. Consulto de nuevo a la maja desnuda y me indica que el programa es el “mix”. Que él lo usa para todo. Todavía tiene ropa sin estropear así que le hago caso. Programa Mix. Temperatura. Me dice que con agua fría. 30 grados. A ver, ¿desde cuando 30 grados es frío? Vamos, no me jodas, lávate tú con agua a 30 grados y me dices que es agua fría. Todo parece indicar que está enfadado porque todavía no he limpiado el lavabo y me está vacilando. Así que uso el comodín de la llamada y llamo a mi madre. Lo primero que hace es reírse por la pregunta. Yo le argumento que 30 grados no es frío pero sigue riéndose.  Me dice que no sea tan desconfiado y que limpie el lavabo.

Agua fría son 30 grados, si lo dice mi madre debe de ser cierto. Pongo la ruedecita en el número 30 y presiono start. La lavadora me indica que en unos 45 minutos estará todo limpio. Aprovecho para jugar unas manos a póquer y cuando faltan 5 minutos para terminar el lavado me acerco sigilosamente a la lavadora. No hago nada de ruido, quiero pillar a los duendecitos cuando vayan a sacar la ropa para ponerlos a caldo. Se lo han ganado.

Pasan 10 minutos. Diez más. Otros diez. A los tres cuartos de hora asumo que no van a aparecer, creo que me han abandonado y decido sacar yo mismo la ropa. Sale toda hecha un boñigo, arrugada y húmeda. Buaj! La coloco en un barreño y arriba a tender la ropa. Eso si que no tiene ningún misterio, únicamente has de pinzar la ropa en una cuerda, nada difícil. Al cabo de unas dos  horas y media ya está toda tendida. ¡Soy una máquina de las labores de lo hogar!

Han pasado ya tres días desde que tendí la ropa y ésta todavía no ha aparecido en mi cama planchada. He dado margen a los duendecitos verdes para que aparezcan pero mi sentido arácnido me dice que no van a volver. Será cuestión de subir a buscar la ropa y dejar el taparrabos para alguna ocasión especial.

Por favor, si veis a mis duendes dadles mi número de teléfono o mi dirección. Les echo de menos.

3 Comentarios

  • By La maja desnuda, September 18, 2010 @ 1:31 pm

    Pssss… tendras queja de la lavadora!!! xDDD

  • By Maza, September 21, 2010 @ 3:00 pm

    Yo creo q los duendecillos no aparecen x el tema de no tener ascensor…xD
    Y no t confies mucho de los de las pinzas, si, parece facil, pero el dia q cuelges mal una camiseta x ejemplo, parecera q llebas hombreras, incluso despues de plancharla…

  • By Tere, January 8, 2011 @ 9:15 pm

    Jajaja!!! Qué buenos son esos duendecitos, sin duda!!!!Si les veo, siento decirte que me los quedaré! ;P

Otros links a este Post

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja tu comentario

WordPress Themes